Buen uso del hormigón impreso.

Buen uso del hormigón impreso.

Del buen uso para el hormigón impreso es muy importante saber que la máxima resistencia mecánica y química de las superficies revestidas con este material se alcanza al poco tiempo de su puesta. Durante las primeras horas puede llegar a alcanzar hasta una tercera parte de su resistencia final, por eso es recomendable no exponerlo a su máxima carga de trabajo, ya que la humedad del soporte y variaciones de las condiciones climatológicas del lugar hace que éste pueda verse modificado ligeramente. Es por esto que durante los primeros días se extremen las precauciones de uso.

Limpieza y buen uso del hormigón impreso.

Debido a que el hormigón impreso es un revestimiento decorativo, no se deben utilizar productos de limpieza abrasivos como ácidos, lejías, ni productos en elevadas concentraciones químicas como los disolventes, ya que pueden provocar la pérdida inmediata de brillo.

Nuestro consejo es limpiar con agua templada o fría, agregando detergentes neutros siendo estos no agresivos. Si el agua, como en el caso de algunos sitios en España, tiene un alto contenido en cal, se le puede añadir un poco de vinagre en limpiezas periódicas.

Por norma general en la limpieza el no utilizar lejías, ácidos, detergentes agresivos ni elementos abrasivos, será una parte importante para mantener como el primer día durante mucho tiempo tu suelo en perfectas condiciones.

No obstante, aunque en repetidas ocasiones hemos dicho y repetimos sin cansarnos que el hormigón impreso es un material duradero del que se puede disfrutar durante mucho tiempo, también es aconsejable realizar un mantenimiento siempre que se vea reflejado el paso del tiempo en él, para eso en Pavigyl realizamos ese mantenimiento en el que vas a recuperar el brillo y la belleza que este piso nos trasmite, es un proceso necesario y rápido para seguir manteniendo tu piso como el primer día, y lo veas como nuevo.

Ya sabes, que en Pavigyl lo hacemos y lo hacemos. bien.